LOS LURIGANCHO Y EL IMPERIO INCA

Sala Manku Marca


Panel 3

LOS LURIGANCHO Y EL IMPERIO INCA

EL REINO ICHMA

A partir del 1000 d.C surgen diferentes reinos y señoríos, por el norte, los chimúes; al sur, los guarco, también los chancas y Chachapoyas por así nombrar solo a algunos. Estos reinos tenían sus territorios definidos. En el valle del Rímac dominaba el señorío Ichma, cuya capital situada en Lurín era el espacio de culto del oráculo más importante de la costa: Pachacamac.

Mapa Romero, 1920

 

EL CURACAZGO Y SUS CENTROS IMPORTANTES

El Señorío Ichma agrupaba a varios curacazgos, entre ellos; el de Malanca (Maranga), Late (Ate), Sulco (Surco), Limac (Cercado de Lima), Amancaes (Rímac), Lurigancho o Ruricanchu (San Juan de Lurigancho), etc. Los Lurigancho, mal llamados por algunos Hurin Huanchos, formaron parte del señorío y construyeron monumentos importantes como Mangomarca, siendo éste la capital del Curacazgo, la actividad principal era la agricultura.

Foto aérea de Mangomarca

Huaca Mangomarca

Vista aérea de la Huaca Fortaleza de Campoy

 

EL CONFLICTO CON LOS GRUPOS YAUYOS

Durante el 1200 d. C. los Ichma y sus vecinos los Colleq (Señorío que ocupaba la parte baja del valle del Chillón) entran en conflicto, por las defensa de sus tierras, con pueblos belicosos como los Yauyos pudiendo contrarrestarlos, pero en el año 1470 se produce en esta zona la presencia de un estado poderoso, los Incas. Aprovechando esta situación los grupos de la sierra establecen alianzas con los cuzqueños lo que les permite luego lograr su propósito: Apoderarse de las zonas de pastura costeña.

Vista parcial del sitio arqueológico de Canto Chico Sector Kawachi

Rescate arqueológico en El Sauce (2000)

 

LA ANEXIÓN AL TAHUANTINSUYO

Con la presencia de los Incas al mando de Túpac Inca Yupanqui se inicia la conquista de estos territorios. Los Ichma deciden anexarse pacíficamente al Tawantinsuyo, de su presencia nos queda los asentamientos conocidos como Canto Chico y El Sauce, la influencia del estilo alfarero cuzqueño y asentamientos como Canto Chico y El Sauce.

Vista aérea de una sección del Camino Inca que se conserva entre el límite y Campoy

Detalle de la sección del Camino Inca que es usada en la actualidad por los vecinos de la zona

 

EL SANTUARIO DE CERRO COLORADO

Cerro Colorado, que es la montaña más alta de esta parte de Lima, se reconoce como el santuario principal, conformaba un espacio ceremonial y de interrelación con otras comunidades religiosas del lugar desde épocas tempranas. En toda la falda y quebradas adyacentes a esta montaña se suceden zonas con geoglifos y campamentos, lo cual revela el amplio uso en el tiempo de este lugar. Los caminos asociados indican las comunidades que lo visitaban en peregrinación, procedían de diferentes zonas situadas en el valle del Rímac, Chillón y Huachipa. Fue tan importante el lugar que con la presencia Inca en la quebrada Canto Grande continuó –incluso con más fuerza- su adoración.